El Lenguaje del Vino

Términos que debes conocer para entender sobre vinos

El mundo del vino tiene su propio idioma, conocer los términos de este lenguaje te facilitará su comprensión y podrás disfrutar mejor de un vino sin tener que agobiarte por no entender de qué estaba hablando el enólogo en tu visita a una bodega o el entusiasta sommelier en un restaurante.

Catar significa probar un alimento o bebida para examinar su sabor o calidad, entonces para catar un vino debemos aprender los términos precisos que lo describen y que harán de esto una experiencia completa, más que sólo beber vino estarás comprendiendo su elaboración, su proceso, sus cualidades y su trayecto para llegar hasta ti. El conocimiento de este idioma nos lleva también a descubrir nuestros propios gustos, en cuanto a vinos y saber expresarlos de una manera clara.

El vino presenta características en su aroma, color y sabor, aquí te presentamos algunos de los términos más frecuentes que usan los expertos para la descripción de esta apasionante bebida.

Términos en el Mundo del Vino

ABOCADO: dícese del vino dulce.

ACIDEZ: todo vino sano tiene un componente de acidez natural que va suavizándose con el envejecimiento.

AFRUTADO: vino con olor agradable de fruta. Indica una buena uva bien madurada.

AÑEJO: vino sometido a un proceso de envejecimiento en barrica o bien botella, por un tiempo mínimo de 3 años.

ARMONIOSO: armónico, que revelan un perfecto equilibrio entre sus diversos componentes (azúcares, acidez, tanino, alcohol, etc.).

AROMA: el olor del vino joven, producido por una mezcla de aroma original del cepaje, que le da el carácter frutoso y floral proveniente del racimo, y el aroma secundario de la fermentación, que es el olor vinoso desarrollado bajo la acción de las levaduras.

ASTRINGENTE: cuando un vino posee un elevado contenido de taninos, los cuales suscitan una sensación de aspereza, como si la lengua se pegase al paladar. Muchos vinos jóvenes, astringentes en su juventud, se dulcifican y armonizan con el envejecimiento.

ATERCIOPELADO: indica la textura del vino que acaricia el paladar en su paso por boca.

BARRICA: recipiente de madera de roble que se emplea para la crianza del vino. La barrica oxigena el vino lentamente y le aporta textura y aroma para suavizar su sabor.

BODEGA: se denomina así al lugar donde se produce, guarda y envejece el vino.

BOUQUET: conjunto de sensaciones olfativas de un vino de crianza, obtenidas de la guarda, tanto en madera como en botella.

BRILLANTE: vino que al trasluz se presenta completamente limpio y transparente.

CARÁCTER: un vino con carácter es aquel que al margen de ser bueno, sobresaliente o regular, tiene cualidades definidas y muy características, ya sea debido a su origen geográfico, y a su variedad u otra razón. Un vino sin carácter, por lo general es insípido y carece de interés.

CATA: acción de valorar el vino por medio de los sentidos, de forma técnica, analítica y objetiva.

CARNOSO: vino con cuerpo bien conjuntado que produce una amplia impresión física en la boca.

CRIANZA: envejecimiento del vino en barrica y en botella. Con este proceso los vinos se redondean y alargan su vida, dependiendo de los métodos empleados.

CUERPO: consistencia del vino en el paladar, que viene determinado por una serie de elementos (graduación alcohólica, materias reductoras, nobleza de origen etc). Un vino con cuerpo no sólo ha de poseer riqueza alcohólica, sino que debe ser un vino lleno de vitalidad.

DECANTACIÓN: operación de trasiego de un vino viejo de la botella a otro recipiente con el fín de eliminar colorante con el paso del tiempo. Asimismo, sirve para airear ciertos vinos que necesitan abrirse y expresar todas sus cualidades y aromas.

DULCE: vino con un contenido de azúcar superior a los 50 gr./l. Sabor básico que se detecta en la parte anterior de la lengua.

DURO: significa rígido, con poca elegancia y sin flexibilidad. Una característica de muchos vinos es ser duros cuando jóvenes y suavizarse con el paso del tiempo. Puede ser indicador de un vino con larga vida por delante.

ENVEJECIMIENTO: para que los vinos adquieran aromas evolucionados (bouquet) es necesario un tiempo de envejecimiento, primero en vasija de madera fina y luego en botella. Así adquieren un aroma y gusto de gran complejidad ennoblecido con la fina madera.

FIRME: sabor que impresionan al paladar como bastante duro, con una acidez alta o una astringencia tánica que da la sensación de que el vino es joven y vigoroso, y que el envejecerá volviéndose más suave. Es una excelente cualidad.

FRESCO: vino que no ha perdido los encantos propios de su juventud. Implica un buen grado de acidez frutal, incluso un pequeño dejo de aspereza.

JOVEN: el vino de un año que aún conserva sus características de color, estructura, intensidad y naturaleza aromática.

LÁGRIMA: gotas de aspecto oleoso que resbalan por las paredes de la copa al agitar el vino.

LIGERO: vino débil, que puede ser agradable pero que tiene poco alcohol y poco extracto.

LIVIANO: un vino liviano no impresiona al paladar. El resultado es que se bebe con facilidad, no necesita madurar y todo lo que se recuerda es una bebida placentera.

MARIDAJE: arte de combinar platos y vinos con el objetivo de lograr una sinergia de aromas y colores. Es subjetivo y evoluciona con constantes aportaciones.

NARIZ: conjunto de cualidades olfativas de un vin

REDONDO: vino armonioso y equilibrado, sin aristas.

RETROGUSTO: sabor que deja el vino después de pasar por la boca, como un recuerdo que se prolonga en el paladar. Un acabado largo, o persistencia, es la característica de los vinos nobles.

SARMIENTO: rama de la vid.

SECO: vino que carece de azúcar.

 SUMILLER/SOMMELIER: persona encargada de la administración de la bodega y del servicio del vino en el restaurante.

 SUTIL: vino que no posee características personales acusadas, ya sea en sentido negativo o positivo.

TÁNICO: Vino astringente por exceso de taninos (sustancia química natural que se encuentra en el vino y que procede de las partes más sólidas del racimo y/o de la madera de las barricas)

TANINO: sustancia que se encuentra en la uvas y que cumple un rol importante, ya que el vino le debe su color y gran parte de su sabor. Cuando los taninos están condensados, los vinos son astringentes, sin embargo, durante el envejecimiento de los vinos, los sabores tánicos se suavizan y funden.

TERRUÑO: Viña o zona con caracteres particulares que dán personalidad a los vinos producidos en ella.

VARIETAL: Vino elaborado a partir de una sola variedad de uva, de manera que en su aroma predomina el olor de una variedad determinada.

VENDIMIA: recolección de la uva para hacer vino.

VERDE: vino joven, ya sea blanco o tinto, que presenta un asomo de burbuja o petilancia.

VID: planta que produce la uva, de la que existen alrededor de 3,000 variedades.

VINAGRE: vino cuyo alcohol se ha convertido en ácido acético por la acción de las bacterias.

VITICULTURA: ciencia y arte de cultivar la viña.

2018-05-07T18:03:15+00:00